Las consecuencias de tener sangre rala o espesa

La sangre espesa durante el embarazo es una patología grave.

Durante el período de gestación, una mujer debe someterse regularmente a una variedad de exámenes, incluidos análisis de sangre. Estas son medidas necesarias, porque de acuerdo con los resultados de las pruebas, el médico monitorea el estado y la salud del feto y su madre.

La sangre espesa durante el embarazo es una patología grave.

Por ejemplo, si encuentra la llamada sangre espesa en el análisis general a tiempo, puede evitar muchos problemas desagradables que surgen en relación con este fenómeno.

Cabe señalar que el engrosamiento no es una enfermedad, sin embargo, se percibe como un tipo de síntoma. ¿Por qué la sangre espesa durante el embarazo alerta a los médicos? El caso es que no atraviesa bien los vasos, especialmente los pequeños, y los capilares.

Como resultado, el suministro de sangre a todos los órganos se interrumpe, se produce una congestión que, a su vez, contribuye a la formación de coágulos de sangre y venas varicosas.

El órgano más sensible del cuerpo es el cerebro. Incluso las alteraciones más pequeñas en el suministro de sangre provocan una sensación de letargo, disminución del rendimiento y deterioro de la memoria. Sin embargo, esto no es lo peor.

Si se agrega un estilo de vida sedentario a estos signos, existe el riesgo de desarrollar enfermedades bastante peligrosas y fatales, por ejemplo, tromboflebitis, aterosclerosis, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Contenido del artículo

Razones de la aparición sangre espesa durante el embarazo

Cualquiera que haya encontrado un problema de este tipo, o quiera prevenirlo, debe familiarizarse primero con las causas de la enfermedad. La densidad depende de varios factores.

Las razones más comunes son:

  • Aumento de los niveles de hemoglobina, plaquetas, eritrocitos;
  • Aumento de la coagulación sanguínea;
  • Deficiencia de enzimas;
  • Acidificación del cuerpo;
  • hiperfunción del bazo;
  • Irradiación;
  • Deshidratación debido a una ingesta insuficiente de agua o una mala absorción por el intestino grueso;
  • Falta de vitaminas y minerales que intervienen en la producción de hormonas y enzimas;
  • Consumo excesivo de azúcar y carbohidratos.

Por lo general, solo prevalece un motivo, quetambién puede ser temporal. Por ejemplo, durante el período de gestación, el cuerpo de una mujer pasa por una serie de metamorfosis y la carga sobre él se duplica.

A veces no puede lidiar con eso por completo. Pero en algunos casos, varios factores desencadenan el engrosamiento. Esto ocurre con mayor frecuencia con una pérdida abundante de sangre, enfermedades de la sangre y shock de dolor.

A menudo, la sangre espesa que se revela al planificar un hijo es una consecuencia del síndrome antifosfolípido. Esta enfermedad conduce a un aumento de la coagulación sanguínea en absolutamente todos los vasos, lo que a menudo provoca la muerte fetal o el nacimiento prematuro.

Los suplementos de hierro pueden aumentar levemente este parámetro, que muchas mujeres embarazadas toman con hemoglobina baja.

Síntomas de sangre espesa durante el embarazo

Vale la pena señalar que los signos de una violación a menudo ocurren cuando el cuerpo no recibe la cantidad requerida de líquido. Debido a la falta de agua, los fluidos corporales internos (sangre, linfa), por supuesto, se vuelven más espesos.

Nódulos en las venas, sensación de pesadez en las piernas, somnolencia constante: la aparición de estos síntomas indica una violación.

Tratamiento de sangre espesa detectada durante el embarazo

La sangre espesa durante el embarazo es una patología grave.

Por supuesto, no puede solucionar el problema por su cuenta. El médico, después de los resultados de la prueba, prescribirá la terapia necesaria. Pero una mujer puede llenar ella misma la escasez de agua. Debe llenar una botella (0,5 l) con agua corriente sin gas. Mejor tomar filtrado o hervido.

Siempre debe llevarlo consigo y ocasionalmente beber algunos sorbos. No es necesario beber todo de una vez, de lo contrario, será de poca utilidad. Este simple hábito ayudará a la futura madre a evitar muchos momentos desagradables durante el embarazo. Pero beber mucha agua no debería ser para quienes sufren de edema.

Muchos medicamentos pueden diluir la sangre de manera rápida y eficaz, pero están contraindicados durante el embarazo, por lo que es muy probable que el médico le recete una dieta especial, que en la mayoría de los casos ayuda a eliminar los síntomas del trastorno.

Dieta

Es imperativo controlar la nutrición: excluir de la dieta los alimentos fritos, grasos y enlatados; incluir productos lácteos bajos en grasa. No se recomienda consumir azúcar, alimentos dulces, así como trigo sarraceno, patatas, plátanos, alcohol, refrescos, carnes ahumadas y encurtidos.

Estas recomendaciones se aplican no solo a aquellas mujeres que tienen sangre espesa, sino en general a todas las mujeres embarazadas.

Debe comer más alimentos que se puedan licuar.

El tratamiento dietético implica:

  • Cualquier cítrico: pomelo, naranja, limón, lima;
  • Bayas: morera, frambuesa, fresa, grosella negra, arándano, ciruela, espino amarillo;
  • Frutos secos;
  • Granada y su jugo;
  • piñas;
  • Hongos del bosque;
  • Tomates, remolachas, cebollas y ajetes;
  • Savia de abedul. Entoncesserán útiles las decocciones de corteza de abedul y brotes;
  • Casi todos los aceites vegetales: oliva, linaza, colza, etc .;
  • Cúrcuma, curry, orégano, eneldo seco y pimienta de cayena, pimentón, jengibre, tomillo, canela.

Es importante que los alimentos vegetales sean apropiados para la temporada. No olvides que no puedes dejarte llevar por las frambuesas, los champiñones y el viburnum. Además, cualquier alimento en exceso puede provocar alergias, por lo que debes comer todo lo anterior sin celo.

También será útil una pequeña actividad física. Los ejercicios elementales pueden mejorar la circulación sanguínea en todo el cuerpo.

Antes de tomar cualquier medida, debe consultar con el médico observador, quien tendrá en cuenta las características del cuerpo, así como las contraindicaciones de ciertos productos, porque las consecuencias de una terapia inadecuada pueden ser tan graves como la falta de tratamiento en sí.

Medicamentos

De ninguna manera ajustar siempre la dieta o el estilo de vida da los resultados necesarios. Si el engrosamiento representa una amenaza para el feto o la madre, se deben utilizar métodos más serios de la medicina moderna.

Muy a menudo, se prescribe un medicamento como Curantil, pero puede ser necesario usar medicamentos más potentes. En forma de inyecciones, también se prescriben Cardiomagnyl, Frasyparin, Phleboida, Thrombo ACC y otros. El médico elige el medicamento, teniendo en cuenta los indicadores del coagulograma y guiado por la condición del paciente.

Cualquier curso de terapia se cancela a las 36 semanas de gestación. En algunos casos, hasta 14 días antes de la fecha de vencimiento estimada. Esto se hace para evitar una serie de problemas directamente durante el proceso genérico.

Consecuencias de la sangre espesa para el feto y la madre durante el embarazo

El principal peligro son los coágulos de sangre. Muy a menudo, después del nacimiento de un niño, se desarrollan venas varicosas, especialmente cuando los resultados de la prueba mostraron una densidad excesiva durante el transporte del bebé.

Uno de los riesgos más probables es el bloqueo de los vasos sanguíneos. Esta patología puede afectar negativamente tanto al feto en crecimiento, que experimentará falta de oxígeno, como a la madre. En este caso, la posibilidad de aborto espontáneo o parto prematuro, así como de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, aumenta significativamente.

Cuando se encuentra sangre espesa, a menudo ocurre un embarazo congelado. En tal situación, el endometrio, en el que hay mala circulación, no puede suministrar al feto los nutrientes necesarios. Además, el embrión no podrá adherirse a él normalmente.

Planificación de un embarazo

La sangre espesa durante el embarazo es una patología grave.

Incluso al planificar un niño, debe pasar un análisis apropiado para la hemostasia. Esto evitará complicaciones, eliminará la violación y sacará al bebé antes de la fecha prevista. El médico debe prescribir un hemostasiograma (coagulograma).

Esto es especialmente cierto para las mujeres en riesgo:

  • Yalgunos de los familiares tuvieron un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, trombosis;
  • El embarazo anterior terminó en un aborto espontáneo o se congeló;
  • Actividades deportivas con mucha actividad física;
  • Venas varicosas en una mujer o parientes cercanos.

Una semana antes del análisis, no debe beber alcohol ni tomar ningún medicamento que contenga aspirina, ya que afectan la coagulación y los resultados de la prueba no serán confiables.

Incluso si una mujer no está en riesgo, pero quiere determinar la densidad, el médico puede recetarle una derivación para la investigación. Cabe señalar que en las embarazadas la sangre también se espesa un poco, pero estos indicadores, sin presencia de patología, fluctúan dentro del rango normal.

Predicción fetal del neurodesarrollo Dr. Rogelio Cruz

Publicación anterior Elegir un humidificador
Publicación siguiente ¿Debe satisfacerse el deseo sexual durante el embarazo?