La manteca de karité (qué es, propiedades, usos, aplicación, conservación y dónde encontrarla)

Manteca de karité: propiedades útiles, aplicación en cosmetología.

África es considerada el lugar de nacimiento de la maravillosa manteca de karité. Desde la antigüedad, la población indígena africana consideraba sagrado al árbol de karité. El caso es que es imposible verlo sin hojas: los procesos de caída de hojas viejas y crecimiento de nuevas son simultáneos.

Manteca de karité: propiedades útiles, aplicación en cosmetología.

Quizás por eso el árbol se considera un símbolo de la eterna juventud. Se rumorea que la propia Cleopatra usó el aceite de este árbol para el cuidado facial y corporal. Hay otro nombre más conocido para la manteca de karité: karité.

La manteca de karité es un producto ideal para quienes desean preservar su belleza el mayor tiempo posible. Su indudable ventaja es la ausencia de la necesidad de mezclarse con nada. Incluso sin diluir, tiene increíbles propiedades hidratantes y protectoras.

Y su efecto regenerador te permitirá restaurar rápidamente tu rostro y cuerpo a un aspecto radiante y saludable.

Este producto natural es apto para todo tipo de pieles, excepto las grasas y problemáticas. Las propiedades de la manteca de karité han encontrado su aplicación no solo en cosmetología. En medicina, el karité se utiliza para la cicatrización de heridas, en el tratamiento de enfermedades de las articulaciones, para la restauración del tejido óseo.

Se observan resultados asombrosos en el tratamiento de las varices, así como durante el masaje anticelulítico . Las cualidades curativas y reparadoras le han dado fama y popularidad a este maravilloso producto natural.

Contenido del artículo

Propiedades cosméticas y curativas del karité"

La manteca de karité ha sido ampliamente conocida desde la antigüedad por sus propiedades regenerativas. La población africana ha estado protegida durante mucho tiempo de las quemaduras solares con su ayuda.

Para las personas que padecen dermatitis, úlceras cutáneas y acné, este remedio es un ingrediente indispensable que no solo eliminará la inflamación, sino que también reparará los daños. Se observa una alta eficiencia en el tratamiento de diversas enfermedades del tracto respiratorio. Gracias a sus propiedades antisépticas, la condición de los pacientes con sinusitis y rinitis mejora significativamente.

Las compañías de cosméticos de élite producen líneas completas de productos para el cuidado facial y corporal a base de manteca de karité. Estos cosméticos suavizan la piel, la renuevan, restauran los niveles de colágeno y la protegen contra las influencias ambientales negativas.

Destaca su capacidad para absorber rápida y completamente, penetrando en las capas más profundas. Por eso el karité puede ser una especie de conducto.com para varias vitaminas o minerales.

Manteca de karité para el cabello

Manteca de karité: propiedades útiles, aplicación en cosmetología.

Hoy en día, una gran cantidad de factores afectan la estructura y apariencia del cabello. Coloración frecuente, secado con secador, peinado diario, rayos solares, malas condiciones ambientales: todo esto a diario causa un daño significativo a su cabello. Es por eso que la manteca de karité es exactamente lo que los mantendrá saludables.

Existen dos métodos de cuidado del cabello con karité: aplicar sin diluir o hacer mascarillas y champús caseros a base de él.

Como regla general, el aceite debe calentarse un poco antes de su uso.

Luego debes aplicarlo en tu cabeza y calentar tu cabello durante media hora.

Para restaurar rápidamente la estructura del cabello, se recomienda repetir este procedimiento dos veces por semana.

La manteca de karité es un remedio insustituible para las enfermedades fúngicas del cuero cabelludo. En este caso, se recomienda aplicar el producto diariamente hasta su completa recuperación.

Uno de los problemas capilares más comunes en la actualidad son las puntas abiertas. Pero aquí también la funda es insustituible. Aplícalo en las puntas todos los días y en 1,5-2 semanas verás el resultado.

La receta para una mascarilla capilar regeneradora de manteca de karité es muy sencilla. Toma 30 gramos de manteca de karité y caliéntala un poco. Luego agregue 3 gotas de aceite esencial de sándalo y 5 ml de cada una de las vitaminas A y E. Extienda la mezcla uniformemente por todo el largo y déjela por tres horas.

Una mascarilla nutritiva también es popular. Para prepararlo, es necesario mezclar 2 cucharadas de aceite de linaza, 3 cucharadas de manteca de karité y 1 cucharadita de vitamina E. La duración del procedimiento también es de tres horas.

Manteca de karité para el cuidado de la piel del rostro y el cuerpo

Hay muchas formas de utilizar este producto facial natural. Puedes usarlo en lugar de una crema de noche nutritiva e hidratante. El uso de manteca de karité (manteca de karité) en una variedad de mascarillas también será eficaz.

Hace calor afuera, el sol brilla intensamente, pero tienes la piel muy delicada y ¿tienes miedo de quemarte? ¡Aplique karité en áreas abiertas del cuerpo y podrá caminar con seguridad bajo el sol!

Puede utilizar esta cura milagrosa para el rejuvenecimiento. La receta es sencilla: aplicar el producto natural durante media hora y luego aclarar con agua tibia. La aplicación sistemática de esta mascarilla hará que la piel sea firme y elástica.

Si la piel de sus manos está áspera y seca, le recomendamos usar esta receta.

Mezcle manteca de karité y aceite de jojoba, agregue cera de abejas y dos gotas de aceite esencial de limón.

Lubrique sus manos con esta mezcla durante 15 minutos y luego enjuague con agua tibia. La piel se vuelve suave y sedosa. El uso frecuente de una máscara de este tipo también ayudará a fortalecer las uñas.

En los últimos años, ha aumentado la popularidad de las cremas de karité caseras.

Bde varias recetas:

1. Para pieles secas y envejecidas. Mezcle 3 cucharaditas de aceite de almendras y karité en un baño de agua. Luego agregue unas gotas de aceites esenciales de manzanilla y lavanda. Revuelva bien la mezcla, transfiérala a un frasco y refrigere;

2. Para suavizar y rejuvenecer la piel. Mezcle 2 cucharaditas de manteca de karité y manteca de macadamia, 1 cucharadita de jojoba y aguacate. Agregue 1 gota de cada uno de los aceites de palo de rosa y romero. Transfiera la mezcla a un frasco y colóquela en un lugar oscuro y frío.

Puedes usar este regalo de la naturaleza todos los días. Usándolo, prolongarás tu juventud, te sentirás saludable y lleno de energía.

Por las tardes después del trabajo, dedique un tiempo a usted mismo. ¡Hazte una mascarilla de manteca de karité y siéntete como una reina!

Manteca Karite, multitud de beneficios para la piel, cabellos, estrías

Publicación anterior Qué hacer cuando las lágrimas exigen libertad
Publicación siguiente Sangrado postaborto