Cuidados del bebé prematuro

Bebés prematuros

Un bebé prematuro es un niño que nace entre las 32 y 36 semanas de gestación. Estos niños requieren un cuidado más cuidadoso, porque en el proceso de amamantarlos existe la posibilidad de complicaciones causadas por la inmunidad debilitada y la inmadurez de muchos sistemas corporales.

Contenido del artículo

Características de los primeros niños

Los bebés prematuros en los primeros días de vida suelen provocar sentimientos encontrados en los padres jóvenes, porque nacen muy pequeños y al mismo tiempo prácticamente no lloran y no reaccionan a los estímulos externos.

Estas migajas tienen algunas peculiaridades que las distinguen de sus pares normales:

Bebés prematuros
  • Cuerpo desproporcionado;
  • Tamaño y peso pequeños;
  • Visión deteriorada;
  • Adinamia: subdesarrollo muscular, llanto debilitado y somnolencia;
  • Piel demasiado delicada y suave;
  • Suavidad del cráneo;
  • Posición baja del ombligo;
  • Fontanelas abiertas en la parte posterior de la cabeza;
  • Cabello esponjoso en todo el cuerpo.

Amamantar a los bebés prematuros es una tarea responsable y difícil, porque la forma en que los padres cuidan a sus hijos pequeños depende en gran medida de su salud, así como de la dinámica del aumento de peso y el desarrollo físico.

Clasificación de tiempo de prematuridad

Un bebé que nace antes de las 37 semanas ya se considera temprano, pero en la medicina moderna existe una cierta clasificación por la cual se determina el grado de prematuridad del bebé.

Bebés prematuros
  • 1 grado. Los bebés que nacieron entre las 35 y 37 semanas de embarazo también se consideran precoces, aunque exteriormente pueden no diferir de sus compañeros;
  • 2do grado. Los nacidos entre las 32 y 34 semanas pueden tener ya algunas desviaciones en forma de inmadurez de los órganos internos, así como enrojecimiento significativo de la piel;
  • 3er grado. Los bebés que no llegaron a la semana 31 están muy débiles y, por regla general, están en el hospital durante varios meses bajo la supervisión de médicos;
  • 4º grado. Bebés prematuros, migas pequeñas, géneroAquellos que estaban a las 28 semanas con un peso corporal extremadamente bajo necesitan ventilación adicional y alimentación con un catéter, ya que aún no tienen un reflejo de succión.

Los niños pertenecientes a las categorías 3 y 4 de prematuridad aún necesitan cuidados profesionales durante algún tiempo, por lo que son remitidos a centros especializados donde se involucran profesionales de enfermería, quienes tienen a su disposición modernos equipos y todos los medicamentos necesarios. Esto se debe a que el grado de prematuridad depende no solo del peso del recién nacido y de la presencia de reflejos condicionados a la luz y el sonido, sino también de la etapa de desarrollo de los sistemas y órganos internos.

Clasificación de prematuridad por peso

Uno de los criterios más informativos e indicativos de la inmadurez de un bebé es su peso corporal, que se determina inmediatamente después del nacimiento.

Gracias a esta clasificación, los médicos identifican de inmediato a los bebés prematuros con un peso corporal extremadamente bajo y les brindan una atención mejorada:

Bebés prematuros
  • 1 grado. Esta categoría incluye a los niños cuyo peso oscila entre 2001 y 2500 g;
  • 2do grado. Si después del pesaje resultó que la miga no pesa más de 1501-2000 g, cae en la segunda categoría de la clasificación;
  • 3er grado. Los bebés que pesan entre 1001 y 1500 g se clasifican como de muy bajo peso al nacer;
  • 4º grado. Si un bebé pesa 1000 go menos, se clasifica como niño prematuro de peso extremadamente bajo.

Habiendo determinado con precisión el peso corporal, los médicos pueden determinar de inmediato algunas de las características del recién nacido. Por ejemplo, la presencia de grasa subcutánea. En las migajas que pertenecen a las dos últimas categorías, la grasa subcutánea, por regla general, está ausente por completo, lo que afecta la posibilidad de autorregulación. Esto determina en gran medida las condiciones óptimas para el desarrollo normal del niño y las formas de seguir cuidando de él.

Desarrollo de migas por meses

Los bebés tempranos sanos se desarrollan con bastante rapidez, y algunos de ellos duplican su peso a los 3 o 4 meses de edad.

Considere un ejemplo estándar del desarrollo de bebés prematuros diminutos por mes:

  • 1 a 2 meses. El bebé está ganando peso activamente e incluso intenta levantar la cabeza. Sin embargo,
    se cansa rápidamente incluso después de comer y, por lo tanto, duerme más que sus compañeros.
  • 3-4 meses. El bebé comienza a responder a estímulos externos como la luz y el sonido. Además, muchas madres notan la presencia de una mirada fija y algunas reacciones faciales. A la edad de cuatro meses, el bebé sostiene la cabeza con confianza;
  • 5-6 meses. Los niños no solo comienzan a reaccionar al sonido, sino que también vuelven la cabeza hacia su fuente. Además, desarrollan con confianza un reflejo de agarre, por lo que pueden sostener con calma un pequeñoCoso un juguete. Además, el bebé puede reír y llorar en voz alta;
  • 7-8 meses. Un bebé prematuro a los 7 meses de edad ya no se diferencia de sus compañeros. Como regla general, los alcanza en peso y muestra las mismas reacciones que un bebé normal. Pero un bebé prematuro a los 8 meses ya gatea activamente y es capaz de distinguir a los extraños de sus seres queridos;
  • 9-10 meses. Los niños pequeños pueden sentarse solos y, en algunos casos, incluso pararse con confianza. A esta edad, necesita hablar mucho con ellos y aprender a pronunciar palabras simples;
  • 11-12 meses. A la edad de un año, el bebé puede estar de pie incluso sin ningún apoyo. Intenta comunicarse con los adultos y no es inferior a sus compañeros en su estado psicoemocional.

Posibles consecuencias de la prematuridad

Los padres que tienen hijos pequeños tienen una gran responsabilidad. De hecho, en el caso de una atención inepta en el futuro, puede haber consecuencias muy desagradables asociadas con el desarrollo físico y psicoemocional del bebé. Es por eso que los padres sin experiencia son asesorados por pediatras especializados en el desarrollo de bebés prematuros.

Si los bebés prematuros nacen durante el parto, ¿cuáles son las consecuencias que se pueden esperar en el futuro?

  • Trastornos neuropsiquiátricos, que pueden manifestarse como problemas de audición y visión, ataques epilépticos o incluso parálisis cerebral;
  • En los niños pequeños, el riesgo de desarrollo anormal del esqueleto y los órganos internos es muchas veces mayor que en los compañeros;
  • A menudo, los bebés problemáticos a una edad temprana tienen problemas psicológicos, que se expresan en insomnio, miedo a la oscuridad, etc.

Consejo de expertos

En el momento en que los médicos deciden enviar al bebé a casa, los padres deben crear condiciones cómodas para él, gracias a las cuales el bebé se adapta más rápido.

En este sentido, los profesionales ofrecen lo siguiente:

  • Dele a su hijo unas semanas para que se adapte con calma y solo después de eso invite a sus parientes cercanos a la novia ;
  • Siga todos los consejos de su médico sobre el cuidado infantil temprano;
  • Si rodea a su bebé con cuidado, no se exceda, de lo contrario, podría volverse demasiado exigente y dependiente de usted.

Conclusiones

Los bebés prematuros que nacen a los 7 u 8 meses necesitan una crianza y un cuidado adecuados.

Al mismo tiempo, es muy importante seguir las instrucciones del pediatra, quien te dirá cómo cuidar al niño, cuándo alimentarlo y qué condiciones serán favorables para su normal desarrollo.

Niños prematuros: los mejores cuidados

Publicación anterior Cómo ayudar adecuadamente con los ataques de tos
Publicación siguiente Cebollas crujientes: aplicaciones y recetas