Causas de la neuralgia de Arnold - Visión desde la medicina natural

Inflamación del nervio occipital: causas, síntomas, tratamiento.

Las ramas de los nervios del plexo cervical pasan entre la clavícula y el pecho, y se estiran debajo de los músculos hasta el cuello. En el plexo cervical, detrás de la segunda vértebra cervical, se encuentra el nervio occipital, una causa común de dolores de cabeza. Su función es proporcionar comunicación entre tejidos / órganos y el sistema nervioso central.

Con la patología en esta zona, surgen ciertos síntomas y se hace necesario tratar la inflamación del nervio occipital. La inflamación (neuritis, neuralgia) se produce debido a la irritación (opresión) de sus raíces ubicadas en la parte posterior de la cabeza. Como resultado, las fibras sensibles de las raíces envían impulsos frecuentes al sistema nervioso central, que se manifiestan por dolor.

La neuralgia puede ser primaria (idiopática, esencial), es decir, ocurre por sí sola y secundaria, en presencia de un elemento provocador (factores externos, enfermedades concomitantes).

Los síntomas, así como el tratamiento de la neuralgia occipital, dependen en gran medida de la causa de la enfermedad y las siguientes condiciones pueden causarla:

Inflamación del nervio occipital: causas, síntomas, tratamiento.
  • Osteocondrosis cervical;
  • Lesión en el cuello o la espalda que provoca la compresión de las fibras nerviosas;
  • Hipotermia local (por ejemplo, debido a corrientes de aire);
  • osteoartritis cervical;
  • Sobreesfuerzo del cuello y los músculos de la cintura escapular (por ejemplo, posición sentada constante al conducir, computadora);
  • Infecciones que afectan los tejidos nerviosos: meningitis, encefalitis;
  • Tumores de diversas etiologías en el cerebro o la columna cervical;
  • Enfermedades autoinmunes, acompañadas de la destrucción de las células nerviosas por parte del sistema inmunológico: lupus eritematoso, esclerosis múltiple, artritis reumatoide;
  • Gota;
  • Diabetes mellitus;
  • Inflamación vascular (por ejemplo, endarteritis);
  • Espondilitis tuberculosa;
  • Resfriados severos (angina ave);
  • Estrés frecuente, ansiedad, exceso de trabajo.

La forma primaria de neuralgia se produce de forma independiente, independientemente de la presencia de otras patologías o factores negativos. Cabe señalar que el éxito del tratamiento depende en gran medida de la causa de su aparición. Casi siempre, cuando se elimina el principal factor provocador, es posible restaurar completamente las raíces dañadas.

Contenido del artículo

Síntomas de neuralgia occipital

No se puede pasar por alto el curso de la enfermedad. El síntoma principal es el dolor.

Sin embargo, este último puede diferir significativamente en cada caso:

  • Ardor, palpitaciones en el occipucio;
  • Disparos;
  • similar a una migraña;
  • Se observa con más frecuencia en un lado del cuerpo, menos en dos;
  • Ocurre cuando el cuello se mueve;
  • Aparece al cepillarse el cabello, tocando el cuero cabelludo;
  • La luz brillante provoca dolor ocular y frontal;
  • Las pulsaciones se pueden dar a la mandíbula inferior, al oído;
  • Aumenta al girar e inclinar la cabeza.

Además del dolor, la neuralgia occipital puede ir acompañada de otros síntomas, por ejemplo, náuseas e incluso vómitos durante los movimientos de la cabeza. El área problemática del cuello a veces se vuelve hipersensible, la incomodidad aumenta con la palpación. También hay trastornos vegetativos: sensación de frío, piel de gallina, entumecimiento; lagrimeo la piel en el sitio de la lesión se vuelve blanca o roja. Con un curso prolongado de la enfermedad, el área problemática puede perder sensibilidad.

Diagnóstico de inflamación

Es importante prestar atención a los síntomas, porque el diagnóstico y tratamiento de la neuritis occipital dependen en gran medida de ellos.

Los dolores de cabeza, como se indica, pueden ser muy variados, por lo que debe describirlos con la mayor precisión posible a su médico.

El especialista comparará los signos disponibles con patologías concomitantes y prescribirá una serie de estudios. Por regla general, la TC y la RM son los principales métodos de diagnóstico.

La tomografía computarizada se considera la mejor herramienta, pero la resonancia magnética también se prescribe para estudiar tejidos blandos y huesos.

¿Cómo se puede tratar la neuralgia occipital?

La derivación oportuna a un médico, la identificación correcta de las causas y la terapia adecuada pueden detener con éxito los síntomas y prevenir más trastornos estructurales. En las etapas iniciales de desarrollo, se omiten con métodos conservadores: masajes, compresas y medicamentos. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mayores serán las posibilidades de evitar la cirugía.

Los métodos conservadores están destinados a aliviar el dolor, la inflamación y las infracciones:

  1. Descanso máximo;
  2. Masaje: alivia los espasmos musculares, mejora la circulación sanguínea;
  3. Compresas de calor en el área afectada;
  4. Ultrasonido, terapia con láser;
  5. Terapia de ejercicios: hacer ejercicios fortalecerá los músculos del cuello y la espalda;
  6. Acupuntura: el efecto sobre los puntos biológicamente activos le permite mejorar el metabolismo, estimular el cuerpo para combatir la inflamación;
  7. Terapia manual: se restablecen los derechosLa posición de las articulaciones o las condiciones se crean para maximizar la eficacia de otras técnicas.

En cuanto a los medicamentos, la enfermedad debe tratarse con una amplia gama de medios en diferentes direcciones. Por ejemplo, se necesitan medicamentos que tengan un efecto relajante sobre los músculos ( Mydocalm , Sirdalud ); anticonvulsivos ( Gabapentin , Finlepsin ); Se inyectan medicamentos antiinflamatorios no esteroideos por vía subcutánea en el área afectada ( Kenalog , Metipred , Dextamethasone , hidrocortisona ); analgésicos; Vitaminas B; sedantes (calmantes).

Si una enfermedad concomitante se ha convertido en la causa de la inflamación, hay una serie de medidas destinadas necesariamente a eliminarla. Los médicos, por regla general, abordan la solución del problema de manera integral, teniendo en cuenta el cuadro clínico general, las causas de la neuralgia y las comorbilidades.

Tratamientos quirúrgicos

Recurren a medidas radicales en el caso de que la neuritis ya se encuentre en una etapa avanzada o la terapia conservadora haya demostrado ser ineficaz. Hay dos tipos de cirugía que se pueden utilizar en este caso: descompresión microvascular y neuroestimulación. En el primer caso, se elimina la presión sobre el nervio occipital.

En consecuencia, es aconsejable utilizar esta opción cuando la neuritis haya surgido precisamente por compresión. Durante la operación, se realizan manipulaciones correctivas con los vasos que aplican presión. Como resultado, la sensibilidad de las raíces nerviosas disminuye y se restaura su estado normal.

Con la neuroestimulación, se conectan cables al nervio que conduce los impulsos eléctricos. El neuroestimulador se implanta debajo de la piel en la zona afectada. El funcionamiento del aparato se controla desde el exterior. Como regla general, la enfermedad desaparece después de la cirugía.

De lo contrario, es necesario un examen más completo del cuerpo, pero en la gran mayoría de los casos no es necesario.

Tratamiento de la neuralgia con remedios caseros

Este método nunca se utiliza como principal, pero lo complementa bien. Las decocciones e infusiones para compresas se utilizan ampliamente. Por ejemplo, se mezclan patatas picadas, cebollas y encurtidos. La mezcla resultante se vierte con vinagre de vino y se infunde, y luego se coloca en la frente y la parte posterior de la cabeza dos veces al día durante 1 hora.

Los baños de hierbas le ayudan a relajarse. En este caso, se recomienda una infusión de orégano, tomillo y menta.

Después de colar, el líquido simplemente se agrega a un baño tibio, que se toma durante 10 minutos. El curso tiene una duración de un mes. Los tratamientos se realizan a diario.

El jugo de remolacha crudo ayuda a aliviar el dolor de oído. Simplemente puede colocarlo en el canal auditivo o humedecer un hisopo de algodón con él.

Complicaciones de la inflamación nerviosa

Si no se trata, la inflamación de los nervios puede provocar cambios estructurales irreparables que empeoran significativamente la condición humana. Los procesos destructivos en este caso solo se agravan. Como resultado, una persona puede experimentar dolor de cabeza constante, ceguera, es posible la tortícolis y trastornos mentales en el contexto del síndrome de dolor.

Prevención de la neuritis

Todas las medidas están destinadas a prevenir la patología o su recurrencia. Son bastante simples, pero efectivos. Primero se recomienda la actividad física moderada. También debe protegerse de todas las formas posibles de las lesiones, especialmente en el cuello y la espalda, así como del frío. El trabajo sedentario debe tomar descansos regulares. Sería útil tomar complejos multivitamínicos.

¡Cuídate, no demores tu visita al médico, no te automediques y mantente saludable!

NEURALGIA OCCIPITAL

Publicación anterior Enfermedades del bazo
Publicación siguiente ¿Engorda con la cerveza y cuánto puede beber sin dañar su figura?