Conferencia: ¿Cuál es el impacto del abuso sexual en el cerebro de los niños?

Indicadores de frecuencia cardíaca en niños de diferentes edades, las razones de su violación.

Uno de los indicadores del funcionamiento normal del sistema cardiovascular humano es la frecuencia cardíaca, en otras palabras, el pulso. ¿Cuál es la frecuencia del pulso en los niños?

Indicadores de frecuencia cardíaca en niños de diferentes edades, las razones de su violación.

Puede controlar el pulso de un niño, como el de un adulto, en casa por su cuenta, pero es importante saber qué indicadores son normales y por qué motivos pueden fluctuar.

El primer factor que afecta el cambio en el parámetro del pulso es la edad del niño: cuanto mayor es, más lento late su corazón.

A la edad de 14-15 años, la frecuencia cardíaca de un adolescente es igual a la norma de un adulto y es de aproximadamente 70 latidos por minuto. Varios factores pueden influir en los cambios en este indicador, por lo que es importante comprender qué se considera la norma y qué está fuera de ella.

Dicha información ayudará a rastrear la aparición de patologías y tomar medidas para prevenir la aparición de consecuencias negativas para el niño.

Contenido del artículo

La dependencia del pulso de la edad del niño

El pulso, como la presión arterial, es un parámetro individual y puede decir mucho sobre la salud de un niño. Es por eso que cada cita con el pediatra comienza con la medición del pulso para que el médico comprenda el panorama general de la salud del niño.

También puedes medirlo en casa. Antes de contar la cantidad de latidos cardíacos por minuto, es importante comprender cuál es la norma para niños de diferentes edades.

La tabla muestra estos datos con mayor claridad:

Edad del niño Frecuencia cardíaca
0 a 1 mes 110-170
De 1 mes a 1 año 100-160
1 a 2 años 95-155
2 a 4 años 90-140
4-6 años 85-125
6-8 años 80-120
8 a 10 años 70-110
10 a 12 años 65-100
12-15 años 60-100
15 años o más 55-95

Además de saber cuál debe ser el pulso y la presión, también es importante comprender que la frecuencia puede cambiar en diferentes momentos del día.

Por la mañana, el indicador se acerca más a la verdad, porque después de dormir el niño está tranquilo, el cuerpo descansa, el pulso y la presión deben ser normales. Es necesario contar el número de latidos del corazón de un niño o estudiante en estado de calma, teniendo en cuenta su estado de salud y lo que ha estado haciendo durante las últimas horas.

Se hace así:

  1. Debes preparar un reloj con segundero o armarte con un cronómetro.
  2. Es más fácil para los niños pequeños medir el pulso en la arteria carótida debajo del mentón, mientras que en los niños mayores, los latidos del corazón se escuchan bien en la muñeca.
  3. Al mirar la manecilla de los segundos, comience a contar latidos durante 15 segundos.
  4. Después de eso, el resultado debe multiplicarse por 4 para obtener la frecuencia cardíaca por minuto.
Indicadores de frecuencia cardíaca en niños de diferentes edades, las razones de su violación.

El pulso se puede contar durante todo el minuto, pero la práctica muestra que el resultado final será aproximadamente el mismo. En niños sanos y activos, la frecuencia cardíaca no cambia significativamente durante ese período de tiempo, pero está aproximadamente al mismo nivel.

El valor de la frecuencia cardíaca detectada se puede comparar con la tabla de normas de edad y averiguar cuánto coinciden. En caso de alguna desviación, no debe preocuparse de antemano y preocuparse por la condición del niño.

Además, para los niños pequeños es difícil siquiera medir su presión arterial, porque el dispositivo está diseñado para una mano más grande. Pero después de haber notado violaciones de la frecuencia cardíaca, vale la pena intentar comprender por qué sucede esto y, si es necesario, consultar a un médico, someterse a un examen y asegurarse de que el niño se encuentre en un estado de salud normal.

Causas de la frecuencia cardíaca rápida y lenta en los niños

Si el valor obtenido como resultado de los cálculos está fuera del rango normal, no se ponga nervioso ni busque formas de normalizar este indicador.

En primer lugar, vale la pena realizar otra medición después de 30-40 minutos, durante los cuales el niño debe descansar, pasar tiempo con calma, no preocuparse y no realizar actividad física. Puede enseñarle a respirar correcta y profundamente, pensar en algo bueno o simplemente leer un libro.

En segundo lugar, si, después de otra medición, el recuento de la frecuencia cardíaca volvió a mostrar un rango fuera de lo normal, debe tener en cuenta las razones de esto.

Superar los valores normales de frecuencia cardíaca en niños de diferentes edades ocurre debido a los siguientes requisitos previos:

  • exceso de trabajo o actividad física intensa;
  • experiencias y estrés emocional;
  • anemia: disminución de los niveles de hemoglobina;
  • un aumento de temperatura, la aparición de una enfermedad viral;
  • trastornos del corazón, sistema respiratorio, presión arterial alta.

Al mismo tiempo, un aumento en la frecuencia cardíaca del niño se considera anormal si, según la tabla, de acuerdo con suel valor crece más allá del + 20%. Al realizar mediciones periódicas y comparar con cuál debería ser la frecuencia cardíaca, es importante registrar todas las desviaciones e informar al médico al respecto. Dicha información, más el examen del paciente, le dará al especialista la base para exámenes adicionales.

Bradicardia: frecuencia cardíaca más baja

Indicadores de frecuencia cardíaca en niños de diferentes edades, las razones de su violación.

Su frecuencia cardíaca a veces puede estar por debajo de lo normal.

Si al mismo tiempo el niño se siente bien, no se siente débil e incluso practica deportes, la bradicardia no se considera una violación, sino que, por el contrario, indica un corazón de niño sano y activo.

Si el niño no practica deportes y su pulso es mucho más bajo de lo que debería ser, esto puede ser un síntoma de un mal funcionamiento del corazón.

Especialmente si también se observan señales alarmantes adicionales :

  • debilidad;
  • mareos frecuentes;
  • náuseas y pérdida de apetito;
  • fatiga rápida.

En cualquier caso, debe comunicarse con un especialista para comprender las razones de dicha infracción, realizar los exámenes necesarios y determinar las acciones adicionales.

Ejercicio y frecuencia cardíaca del bebé

Otro factor que se debe tener en cuenta para poder hacer una suposición o conclusión sobre el funcionamiento normal del corazón es el aumento del pulso y la presión en los niños durante la práctica deportiva. Además, no solo importa cuánto aumenta la norma del niño de estos indicadores después del entrenamiento, sino también qué tan rápido se recupera a su valor normal.

Indicadores de frecuencia cardíaca en niños de diferentes edades, las razones de su violación.

A la edad de 10-12 años, mientras practica deportes, el pulso del adolescente debe estar dentro del valor, que se mide con la fórmula: HR = 220 - la edad del niño. Es decir, incluso alcanzar el límite de 200 bpm se considera normal.

Naturalmente, esto aumentará la presión, lo que afectará el enrojecimiento de la cara, la respiración acelerada y la sudoración.

De 10 a 15 minutos después del final del entrenamiento o la disminución de la carga, la frecuencia cardíaca en niños de cualquier edad debería volver a la normalidad. Si el pulso rápido dura más y el niño tiene dificultades para restaurar la respiración, es necesario reconsiderar la carga y reducir la intensidad del ejercicio. En cualquier caso, es mejor consultar a un pediatra para que las secciones y actividades deportivas solo sean beneficiosas para el organismo del niño.

Por lo tanto, la frecuencia cardíaca y la presión de un niño pueden decir mucho sobre su salud y pueden medirse no solo en reposo, sino también después de un esfuerzo físico.

Al poder medir estos indicadores y conocer los valores normales para cada edad, podemos concluir sobre el trabajo del sistema cardiovascular para poder reaccionar a tiempo y rastrear las causas de las violaciones. Y si la norma y el hecho coinciden, puedes estar seguro del excelente estado del niño y de su correcto crecimiento y desarrollo.

VIDEO INSTRUCCIONAL: Uso de un oxímetro de pulso en la pandemia COVID-19

Publicación anterior Peinados con bandas elásticas: ¿cómo lucir elegante en cualquier situación?
Publicación siguiente Tratamiento de hemorroides con remedios caseros: lociones, decocciones y otras recetas.