Método BLW (Baby led weaning) - Bebé de 6 meses comiendo plátano

El primer plato del bebé

El principal milagro y celebración ocurrió en su familia: nació un bebé. Por supuesto, estaba completamente listo para esto, releyó una pila de libros sobre el cuidado del recién nacido, estudió todos sus aspectos desde A hasta I . Ahora puede envolver fácilmente a su bebé, ponerle un body o cambiarle un pañal. Pero, ¿y si sucediera algo que no planificó antes de la primera alimentación: la necesidad de alimentar al bebé con biberón?

Contenido del artículo

Lo que necesita ¿Sabes al comprar una botella?

El primer plato del bebé

Desafortunadamente, no todas las madres jóvenes pueden presumir de una lactancia perfecta. Muchos no tienen leche en absoluto. Y si le sucediera tal desastre, ¡no se desespere!

Es mejor participar en la selección de un biberón para alimentación artificial y comprar fórmula de calidad.

Además, cualquier niño necesitará un biberón para los alimentos complementarios, ya partir de los seis meses todo bebé bebe compotas, tés suaves y agua a través de él. Es posible que también deba extraer la leche en este mismo recipiente, por lo que es obvio que debe abordar su elección de la manera más cuidadosa y responsable posible.

Los biberones para recién nacidos se presentan en tiendas modernas en una amplia gama. Por lo tanto, debe decidir de antemano la forma, el tamaño y el material del contenedor para saber exactamente qué preguntar al vendedor.

El primer y principal criterio de selección es la conveniencia. Los platos deben ser cómodos para ti y para el niño. Incluso si el recipiente que ha elegido es increíblemente hermoso, pero tiene una forma o tamaño incómodo, su compra será inútil.

En cuanto al volumen, para un recién nacido es mejor comprar un envase de 100-150 ml. Los frascos grandes de 200 ml son adecuados para niños mayores. Echemos un vistazo más de cerca a qué platos serán óptimos para su bebé.

Reglas básicas para elegir una botella

Si está esperando su primer hijo, o está haciendo un regalo y no comprende los primeros platos para bebés, intente seguir algunas reglas para elegir:

  • La comodidad y la seguridad son los aspectos clave a tener en cuenta al comprar un biberón;
  • Es deseable que el material tenga una escala en gramos y mililitros;
  • La escala debeEstar repujado, no pintado. En el proceso de uso activo, la pintura puede desaparecer, lo que le causará ciertos inconvenientes;
  • Algunos fabricantes equipan las botellas con un sensor térmico. Cuando la mezcla se calienta a la velocidad requerida, aparece una señal visual Ok . Esto es muy conveniente para aquellas que han encontrado la felicidad de la maternidad por primera vez y aún no tienen la experiencia suficiente para calentar los alimentos a la temperatura requerida sin indicaciones adicionales;
  • Dar preferencia a los platos modernos con protección anticólicos: estos biberones protegen al bebé de la ingestión de aire durante la alimentación y, por tanto, previenen los cólicos y regurgitaciones intestinales. Imagínese, incluso los platos pueden convertirse en una garantía de tranquilidad y bienestar saludable para un recién nacido;
  • Se debe tener cuidado de antemano para alimentar al bebé. Los contenedores mejorados están equipados con un asa extraíble, que será necesaria cuando el niño aprenda a beber de forma independiente;
  • Preste atención a los recipientes que le resulten convenientes para lavar. Por lo general, se caracteriza por una forma recta estricta y un cuello ancho;
  • Para lavar, necesita un cepillo, que a menudo se vende con una botella. Si no está allí, pídale a un consultor que lo ayude a elegirlo en función de los parámetros de los platos comprados;
  • Deseche los contenedores llenos de varios bultos y lugares difíciles de alcanzar. Recuerde: un biberón limpio es una especie de garantía de la salud de su bebé;
  • Lo más aceptable será comprar un producto de una marca conocida. De esta forma podrás familiarizarte de antemano con todas las ventajas y desventajas, además, estarás seguro de la calidad que brinda la certificación regular. También puede seleccionar fácilmente accesorios para el primer plato;
  • ¡Una botella no será suficiente para los artesanos! El arsenal mínimo es de 4 grandes (200-250 ml) y 3 pequeños (100-150 ml).

Determinación de la forma y el material

¿Qué formas de biberón son las mejores para un recién nacido?

El primer plato del bebé
  • Ya hemos mencionado la conveniencia, por lo que recalcamos una vez más: la forma debe ser estilizada y tener un ligero relieve para la mano;
  • No busque la perfección y la originalidad del diseño: intente elegir una botella que le resulte conveniente para enjuagar de los restos de comida;
  • Preste atención al cuello: debe ser lo suficientemente ancho para que el cepillo de limpieza pueda entrar fácilmente, y también la mezcla se vierte con precisión sin pérdida;
  • La forma cilíndrica es la más aceptable. Puede elegir contenedores que estén ligeramente curvados en el medio.

¿Todas las botellas son iguales?

Todos los utensiliosy para los bebés se clasifica como vidrio y plástico. Los envases de vidrio se consideran los más seguros y probados. Son fáciles de lavar, soportan un excelente desgaste, cuando se calientan, no liberan sustancias nocivas y toxinas, por ejemplo, el bisfenol A conocido por muchas madres.

Pero este material también tiene sus inconvenientes. Las botellas de vidrio pesan bastante, por lo que cuando un niño comienza a sostener los platos por su cuenta, puede dejarlos caer, romperse y lesionarse. Lo mismo puede suceder al esterilizar un recipiente. Por lo tanto, una botella de vidrio definitivamente no es práctica.

La mayoría de los contenedores ahora están hechos de plástico de alta calidad. Los platos de plástico son livianos, fáciles de limpiar y esterilizar. Sin embargo, es difícil de soportar el desgaste: con el tiempo, aparecen microfisuras en el recipiente y la botella se vuelve turbia.

Las mismas grietas crean un entorno favorable para la actividad vital de los microorganismos patógenos que penetran en el tracto digestivo del niño durante la alimentación. Cuando se calientan, las botellas de plástico pueden sintetizar elementos tóxicos. Por lo tanto, los principales pediatras recomiendan cambiar dichos envases con la mayor frecuencia posible.

Las botellas de polipropileno son una excelente y única alternativa digna a las contrapartes de vidrio, absorbiendo todas las ventajas de esta última. También son fáciles de lavar y esterilizar, cuando se calientan, no producen sustancias nocivas y no se forman rayones en sus paredes, creando condiciones favorables para el crecimiento de bacterias.

Al mismo tiempo, son tan ligeros como el plástico. Su único inconveniente es cierta turbidez, por lo que, sin embargo, no vale la pena preocuparse: estas son las características del material.

Elegir una tetina

Descubrimos qué biberón es mejor para su recién nacido, pero no tomamos en cuenta lo principal: las tetinas. Dado que es ella quien está en contacto con la cavidad bucal de su bebé, y también es el elemento principal lactancia de la vajilla, no debe abordar su elección con menos cuidado.

Los pezones de silicona tienen la principal ventaja: hipoalergénicos. Pero esta ventaja va acompañada de una serie de desventajas. Primero, el bebé desmenuzará fácilmente ese pezón tan pronto como tenga dientes.

En el proceso, puede tragar libremente un trozo de silicona. Los pezones fabricados con este material son bastante duros y pueden provocar la deformación de los dientes de leche del bebé.

Los pezones de silicona son fuertes, duraderos, insípidos e inodoros. Pero pueden hacerle algún daño al bebé, por lo que la alimentación con su ayuda debe realizarse bajo su estricto control.

Los pezones de látex son más maleables, suaves y flexibles. Están hechos de materiales naturales. Sin embargo, en el mundo moderno hay una gran cantidad de niños alérgicos al látex, lo que sin duda debe tenerse en cuenta a la hora de elegir el elemento principal de la vajilla.

Los pezones de látex deberán reemplazarse con frecuencia, ya que pueden oscurecerse y agrietarse debido a la esterilización frecuentey.

El primer plato del bebé

La forma del pezón puede ser redonda o cortada. El redondo imita perfectamente el pecho de la madre y le gusta al niño. Si recién está amamantando y no ha completado completamente la lactancia, elija una tetina de esta forma.

Un pezón con un ángulo de corte tiene un efecto beneficioso en las papilas gustativas de un bebé, pero no se parece en absoluto a un pezón femenino. Es difícil aconsejar algo aquí, porque todo depende de sus necesidades y preferencias individuales. Hay pezones con diferente flujo y número de orificios.

Los agujeros grandes pueden hacer que se trague aire y el bebé puede ahogarse con leche. Y los agujeros pequeños se caracterizan por un flujo lento de alimentos: su bebé tendrá que esforzarse mucho para conseguirlos.

Hemos descubierto qué biberones son mejores para un recién nacido. Esperamos que, gracias a nuestros consejos, tome la decisión correcta y no tenga que malgastar su dinero. ¡Que su bebé sea el más saludable y feliz!

La primera papilla

Publicación anterior Síndrome de vejiga irritable: ¿cómo se diagnostica y se trata?
Publicación siguiente Polvo para el cabello: volumen extra para tu peinado